Blog de los servicios sociales Blog de los servicios sociales

Día 15 de mayo de 2.009.

FOTOS

PUNTOS Y HORARIO DE RECOGIDA:

En San Juan de la Arena en La Rula a las 8:40 horas y en Soto del Barco en la Marquesina a las 8:45 horas

RECORRIDO DE LA RUTA:

En otros tiempos, la vía del Alba fue utilizada por los pastores y arrieros para alcanzar el valle del Aller y más tarde para la evacuación del hierro.

Este sendero, declarado Monumento Natural por el Principado de Asturias en 2.001, es una de las rutas más conocidas del Parque Natural de Redes. Comienza en el localidad de Soto del Agues, hermoso pueblo de hórreos y corredores de castaño, con sus calles empedradas llenas de dibujos simbólicos. A la salida del pueblo nos encontramos en la última plaza, antes de coger la ruta, con la figura del "Cuélebre", una serpiente de gran tamaño, con cabeza y alas de dragón y cuerpo de color verde y rojo. La serpiente siempre ha sido el animal mítico guardián de los tesoros. Esta figura está realizada en piedra sobre el pavimento como queriendo proteger el tesoro que representa el pueblo.

Una vez pasado el pueblo, la ruta discurre por una zona donde las praderías nos acompañan internándose hacia el fondo del valle. Poco después del inicio, llegamos junto a la piscifactoría y a partir de aquí el camino se introduce en las angosturas del río Alba. A ambos lados las laderas aparecen cubiertas de castañedos y pequeñas manchas de robles. En las laderas más altas pueden observarse, en las primeras horas de la mañana, y al atardecer, ejemplares de rebeco, especie que constituye una de las mayores riquezas cinegéticas del concejo.

A partir de ahí la ruta discurre por senda, con algunos tramos empedrados. Al dar la primera curva nos encontramos con un puente que cruza el río, el cual deberemos cruzar a nuestro regreso. Poco después llegamos al Campurru, donde aún se conservan las ruinas de los cargaderos de la mina Carmen, situada en la loma de Pandanes, en pleno monte de Llaímo. Duro Felguera extrajo hierro de esta explotación desde el año 1922 hasta 1967. El mineral se transportaba por el camino hasta Rioseco y desde aquí a Laviana por un ferrocarril minero hoy ya desmontado.

Pasadas estas ruinas llegamos a una vega desde donde vemos a la izquierda unos prados con dos cabañas. Siguiendo por la pista llegamos a las brañas de la Vega, encrucijada de caminos donde finaliza la pista. Debemos continuar de frente por un estrecho sendero que se adentra en las foces de Llaímo. Encontramos una pequeña área recreativa con una fuente y a partir de aquí, se entra en el tramo de mayor belleza, donde el camino discurre entre altas paredes, de cuarcita al principio y caliza después, bordeando un arroyo torrencial en el que se suceden cascadas de hasta diez metros de altura, rápidos y pozos.

Existen numerosos ejemplares de una planta carnívora fácilmente reconocible por los restos de pequeños insectos que se encuentran atrapados en sus pegajosas hojas; la tiritaña.

Siguiendo el trayecto, el camino cruza dos pequeños puentes, se trata de la Ponta primero, y el puente de la Resquibra después, que llevan a un tramo donde la distancia entre las paredes no supera los cinco metros y donde el camino ha tenido que ser excavado en la roca. Poco después se alcanza un pequeño puente de madera, punto final de las foces y que da entrada a un paisaje, de praderas y bosques con una pequeña cabaña en el medio. Es la Cruz de los Ríos, llamado así por ser el punto de encuentro de los arroyos Alba y Tronquellín.

RECORRIDO DE LA RUTA:

De Soto de Agués al inicio del desfiladero: 5,100 km, tiempo empleado 1 h 40 min.

Tener en cuenta que el recorrido es de ida y vuelta, total 10,200 kms.

Se organizarán recorridos inferiores al señalado.

La Ruta del Alba tiene un recorrido total de 7,100 km de ida

Anterior Siguiente
Comentarios