Estas en:

Historia

Edificio de Soto del Barco

Soto del Barco es un pequeño concejo costero asturiano situado en la margen derecha de la desembocadura del río Nalón, y que forma parte de la mancomunidad de las Cinco Villas. Limita al norte con el mar Cantábrico, al sur con los concejos de Candamo y Pravia, al este con Castrillón y al oeste con el río Nalón que hace de límite con Pravia y Muros del Nalón.

Comprende una extensión total de 40,23 km2 y la mayor parte de la población se concentra en las localidades de La Arena y la capital, Soto del Barco. Debe su nombre a una antigua embarcación utilizada para comunicar en tiempos pasados las orillas de La Arena (Soto del Barco) y San Esteban (Muros de Nalón).

Tiene una buena red comunicativa, atravesando el concejo la nacional N-632, que va de este a oeste, así como la regional AS-16, en dirección a Cornellana donde se une a la N-634. También dispone de una buena red ferroviaria, y es uno de los municipios que más cerca se halla del aeropuerto de Asturias, situado en Santiago del Monte.

Geológicamente hablando, el terreno de Soto del Barco pertenece en su mayor parte al devoniano, con abundancia de calizas mezcladas con distintos materiales como las arcillas, dándose esta situación sobre todo en su parte más occidental. En las zonas próximas a la desembocadura, el río padece las fuertes mareas de la mar, presentando éste un curso mucho más lento que en otras partes de su recorrido.

Desde el punto de vista orográfico, Soto se caracteriza por la suavidad de su relieve, no mostrando grandes elevaciones ni pendientes de mención. Pertenece la casi totalidad del territorio a una superficie plana y lisa conocida como rasa que se da sobre una altura aproximada de cien metros y perdiendo tal condición en su parte meridional, donde podemos encontrar elevaciones algo más pronunciadas como las de la Sierra de Mafalla, en el linde con Candamo, y la de Fontebona en su límite con Pravia. Es en ésta donde se halla la máxima altura del concejo con los 467 metros del alto de la Corona. Su franja costera está ocupada por el arenal de los quebrantos y por un abrupto acantilado rocoso. La orilla derecha del Nalón es mucho más suave y menos empinada que su parte occidental, situándose en ella los dos núcleos de población más importantes del municipio, Soto del Barco y San Juan de la Arena.

El principal accidente fluvial, como ya se puede suponer, es el río Nalón, que forma desembocadura en la parte occidental del concejo. En estos últimos tramos de su salida al mar desarrolla unos meandros en forma de zig-zag entre aluviones que colmatan la superficie lisa del antiguo estuario formando algunos islotes como el de Arcubín. Al Nalón fluyen aguas de diversos arroyos y riachuelos procedentes de las sierras de Mafalla y Fontebona. Otro río que discurre por el concejo y desemboca directamente al mar es el de la Ferrería.

Desembocadura del Río Nalón

Desembocadura del río Nalón

Su clima es, al igual que toda la franja litoral cantábrica, suave, templado y húmedo, presentando una temperatura media de 9ºC en invierno y 17ºC en su época estival. Una de las mayores singularidades que presenta el tiempo en el concejo, es la presencia de Brumas marinas, favorecidas por el anfiteatro de tierras altas.

De su vegetación hay que indicar que el concejo presenta una abundancia de plantas determinada por causas muy diversas como las corrientes marítimas, la humedad en el ambiente, muy favorable para la presencia de plantas inferiores, así como la corriente del río que transporta semillas de vegetales de las montañas.

Su vida animal no presenta muchas particularidades, siendo lo más destacable la fauna del río y de mar donde podemos encontrar diversas especies como truchas, anguilas, lampreas y quizás lo que más caracterizó al concejo, aunque cada vez en menor cantidad, y que es la presencia de angula.